Marca: Cicsa

SKU: Tableros de Control

Los Tableros de Control  de Combustión CICSA proporcionan las funciones básicas para realizar la secuencia de encendido y supervisión de la flama en los quemadores logrando un medio de control seguro y confiable en la operación de los sistemas de combustión para las diferentes aplicaciones en la industria.

Los Tableros de Control pueden  diseñarse para encendido de un solo quemador ó bien en aplicaciones en donde se tengan múltiples quemadores desarrollando la Lógica de Control necesaria para el propósito específico tales como arranque de ventiladores, extractores y otros equipos que operen en conjunto con el sistema de combustión.

 

Los Tableros de Control CICSA integran principalmente los siguientes equipos:

 

  • Control de falla de flama
  • Control de temperatura ya sea dedicado ó por medio del sistema de control con que se cuente
  • Anunciador de fallas
  • Límite de sobre-temperatura
  • Suministro e instalación de PLC ó bien solo comunicación a PLC

 

Los gabinetes de los Tableros de Control se tienen disponibles en construcción standard NEMA 12; también disponibles en NEMA 4 ó NEMA 4X

 

El voltaje de alimentación es en 120 V AC para el circuito de control y en 440/220 V AC  para el circuito de fuerza, en 50/60 Hz

 

CICSA puede suministrar Tableros de Control personalizados para cumplir con las diferentes aplicaciones que se tienen en la industria

El tablero de control es una herramienta del campo de la administración de empresas, aplicable a cualquier organización y nivel de la misma, cuyo objetivo y utilidad básica es diagnosticar adecuadamente una situación. Se le define como el conjunto de indicadores cuyo seguimiento y evaluación periódica permitirá contar con un mayor conocimiento de la situación de su empresa o sector apoyándose en nuevas tecnologías informáticas.

El diagnóstico y monitoreo permanente de determinados indicadores e información ha sido y es la base para mantener un buen control de situación en muchas de las disciplinas de la vida. Como ejemplo de estos podemos señalar a la: medicina, basada en mediciones para el diagnóstico de la salud de los pacientes, a la aviación, cuyos indicadores de tablero de control sintetiza la información del avión y del entorno para evitar sorpresas y permite a los pilotos dirigir el avión a buen puerto; el tablero de un sistema eléctrico o de una represa son otros ejemplos. En todos estos casos el Tablero permite a través del color de las luces y alarmas ser el disparador para la toma de decisiones. En todos estos ejemplos es fundamental definir los indicadores a monitorear.

La empresa como organización formal e informal es sujeta de parametrización en muchos de sus valores para facilitar el diagnóstico y la toma de decisiones. Si bien hay indicadores genéricos para todas las empresas, especialmente en áreas como las económicas financieras, cada empresa o sector requiere definiciones a medida de sus propios parámetros y definir quién y cómo va a monitorear esa información.

El Tablero de Control nace al no existir una metodología clara para enseñar a los directivos a organizar y configurar la información. En un campo en que las ciencias empresariales han podido evolucionar notoriamente dada la revolución de la información generada a finales del siglo XX. Es necesario generar metodologías gerenciales para que las empresas no se basen sólo en su intuición y conocimientos de cada directivo o por la sola inteligencia existente en herramientas informáticas

Solicite su cotización o para mayor información de los productos, contáctenos: