Estas válvulas, accionadas mediante electricidad, retienen el flujo de gas o petróleo en menos de un segundo. Todas las válvulas de cierre vienen equipadas con asientos metálicos de larga duración de MAXON. Existen diversos materiales y conexiones de la estructura, con lo que se consigue un funcionamiento fiable incluso cuando se trabaja con combustibles muy corrosivos o con oxígeno. La flexibilidad de la aplicación queda garantizada gracias a los diversos tamaños disponibles, de 2 a 15 cm de diámetro, los coeficientes de flujo Cv, de hasta 1230, y las presiones máximas, de hasta 125 psig

Solicite su cotización o para mayor información de los productos, contáctenos: